lunes , 3 agosto 2020

Home » Tabaco » UNA TRAYECTORIA HISTÓRICA
UNA TRAYECTORIA HISTÓRICA

UNA TRAYECTORIA HISTÓRICA

marzo 10, 2020 9:00 am by: Categoría: Tabaco Deja un comentario A+ / A-

La industria tabaquera y el contrabando, una línea paralela

El mercado ilícito de tabaco está muy relacionado con los cuatro gigantes de la industria tabaquera. Su responsabilidad en la organización y el suministro del comercio paralelo es completo y directo.  En la Unión Europea, Canadá, Estados Unidos, Asia, África… en todas partes los fabricantes de tabaco han estado implicados e incluso condenados en algunos casos por contrabando organizado. Repasamos la historia de sospechas y confirmación de esa cooperación con el comercio ilícito.

El caso más rotundo de todos es el generado en Canadá. Para disminuir la prevalencia del tabaquismo, las autoridades canadienses decidieron a principios de la década de 1990 aumentar considerablemente los impuestos de la cajetilla con el objetivo de reducir el consumo. Las compañías tabacaleras pusieron el grito en el cielo pues indicaron que, con tales políticas de precios, el contrabando de tabaco podría resurgir por todo el país. Curiosamente, lo siguiente que ocurrió fue que el trapicheo aumentó considerablemente, llenándose el mercado de género con precios muy bajos, lo que potenció el mercado ilícito. Los efectos fueron los deseados por la industria tabaquera, pues las autoridades canadienses tuvieron que echar marcha atrás en su decisión inicial.

Posteriormente, y tras una década de juicios y un largo procedimiento, se demostró la culpabilidad de algunas multinacionales del tabaco. Las partes implicadas decidieron finalmente el pago de una multa de 1,7 billones de dólares. Para algunos expertos, este acuerdo con multa hizo posible que no se admitiera la culpabilidad de la industria tabacalera en el contrabando ilícito, lo que le permitió salir airosa de la acusación frente a la opinión pública. Esta estrategia se ha repetido en todo el mundo, con acuerdos de cooperación firmados con docenas de estados.

La Unión Europea obviamente no es una excepción, ya que en 1998 se iniciaron investigaciones sobre graves actos de contrabando identificados en España e Italia. La Comunidad Europea acusó al emporio del tabaco de generar un proyecto global del contrabando de cigarrillos que baldeaba el tráfico de productos narcóticos; que obstruía el control gubernamental de la industria del tabaco; que fijaba precios y generaba situaciones de corrupción de funcionarios públicos, además de generar comercio ilegal con grupos terroristas y estados patrocinadores del terrorismo.

Tras los juicios, la Unión y los Estados miembros implicados firmaron acuerdos de cooperación con las cuatro compañías que dominan la industria del tabaco. En 2004 con Philip Morris International; en 2007 con Japan Tobacco; en 2010 con British American Tobacco y, finalmente, con Imperial Tobacco en 2010. Los cuatro productores acordaron pagar la friolera de 2,15 billones de euros (a pagar en un período de 12 a 20 años) para evitar cualquier acción contra ellos, lo que suponía un beneficio más en favor de la industria tabacalera. Una amnistía esencial para Yunus Omarjee, pues el acuerdo les permitió controlar los sistemas de trazabilidad, el proceso autenticación de productos de tabaco y minimizar su papel en el contrabando productos.

Uno de los efectos colaterales de este proceso fue la recompensa al negociador de estos acuerdos, el director de los Servicios Jurídicos de la Comisión Europea, Michel Petite. Al poco tiempo, Petite comenzó su andadura como abogado de Philip Morris Internacional en el prestigioso bufete de abogados británico Clifford Chance.

Y es que la industria del tabaco elige muy bien los encargados de hacer esa labor de lobby para, entre otras cosas, desviar la atención del gran público y tratar de posicionarse como un socio interesado en la lucha contra el tráfico. Para ello, realizan todo tipo de eventos, foros, congresos, conferencias, seminarios, entrevistas, coloquios y patrocinios. Además, para reforzar el vínculo con la Comisión Europea se usan métodos como el reclutamiento de altos funcionarios con excelente reputación y la formalización de un mensaje que sirve a sus intereses sin tener en cuenta la verdad.

Un ejemplo significativo de ese cabildeo de voluntades son las gestiones con asociaciones y entidades. Por poner un ejemplo, en Francia, Philip Morris International utilizó la Fundación Robert Schuman como embajador ante corporaciones como la Unión de Fabricabte (UNIFAB) y el Comité Nacional de Lucha contra la Falsificación (CNAC). Igualmente, y a lo largo de los años 2017 y 2018, Philip Morris organizó varias mesas redondas sobre el comercio electrónico ilícito con empresas como Adit, Inexto, KPMG y Botec para lanzar mensajes sesgados que desvían la atención del tráfico ilícito de tabaco hacia problemas falsos o en publicar estudios cuyas conclusiones se oponen al proceso de seguimiento y trazabilidad del tabaco.

La industria tabaquera está tratando de pasar de puntillas y sin responsabilidad por el principal problema del sector como es el comercio ilícito de tabaco. Y es por ello por lo que no debe haber clemencia en los responsables europeos a la hora de ejecutar las sentencias aplicables a los delitos relacionados con el tráfico de tabaco. Principalmente, por tres aspectos: por las terribles consecuencias que tiene para la salud de los ciudadanos de todo el mundo; por el daño que se genera en las finanzas públicas y en los sistemas de fiscalidad de los estados y, por último, por el apoyo a las organizaciones de delincuentes, que usan el contrabando de tabaco para financiar organizaciones terroristas o el tráfico de armas en el mundo.

UNA TRAYECTORIA HISTÓRICA Reviewed by on . La industria tabaquera y el contrabando, una línea paralela El mercado ilícito de tabaco está muy relacionado con los cuatro gigantes de la industria tabaquera. La industria tabaquera y el contrabando, una línea paralela El mercado ilícito de tabaco está muy relacionado con los cuatro gigantes de la industria tabaquera. Rating: 0
scroll to top