miércoles , 30 septiembre 2020

Home » Animales » CORONAVIRUS DE WUHAN Y TRÁFICO DE ANIMALES
CORONAVIRUS DE WUHAN Y TRÁFICO DE ANIMALES

CORONAVIRUS DE WUHAN Y TRÁFICO DE ANIMALES

febrero 10, 2020 10:43 am by: Categoría: Animales Deja un comentario A+ / A-

Wuhan destapa las miserias del tráfico ilegal de animales

El tráfico ilegal de animales salvajes o exóticos mueve miles de millones de euros al año en todo el mundo. Hablamos de un procedimiento comparable a otros tipos de fraude como el tráfico de armas, alcohol o drogas. Durante años ha sido una práctica arriesgada, pero muy rentable, pues no siempre ha contado con el control y la vigilancia que se presta a otros delitos. Los acontecimientos que se están viviendo en la ciudad china de Wuhan están sirviendo para destapar al mundo las desgracias y los problemas que puede acarrear el tráfico ilegal de animales.

Según los datos de la Comisión Nacional de Sanidad de China, hasta el momento de escribir este artículo, ya son casi 9700 los contagiados y 213 los fallecidos a causa del coronavirus que se originó en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei. Comparado con la epidemia SARS, que asoló el país en 2003, el coronavirus es más contagioso, pero menos mortal por el momento. Según los médicos chinos la mayor parte de los fallecidos en este brote son personas de más de 60 años que ya padecían otras enfermedades crónicas previas. La Organización Mundial de la Salud ya ha decretado la Declaración de Emergencia Global.

Los primeros análisis genéticos han mostrado que los componentes genéticos del coronavirus se parecen mucho a los de las serpientes, que podrían haber sido infectadas por murciélagos. El virus se habría transmitido a los humanos al venderse una sopa con carne de ese reptil en el mercado de mariscos de la ciudad. Los mercados de carne salvaje de China, Vietnam y otros países asiáticos no son solamente una amenaza para la conservación de las especies que se comercializan de modo ilícito, sino que también suponen un profundo riesgo sanitario. Animales como perros, cerdos, serpientes, civetas, cocodrilos, ratas y otras variedades, tras su captura, son hacinados en espacios reducidos con otras especies y en condiciones insalubres durante excesivo tiempo. Es el contexto perfecto para que se disparen enfermedades zoonóticas que conllevan situaciones como la que se está viviendo actualmente.

Algunos especialistas ya han hablado muy claro a la hora de analizar lo sucedido en Wuhan. Estos mercados se convierten en una bomba de infecciones y virus, gracias a la inexistencia de inspecciones ni controles sanitarios por las autoridades chinas. Unas autoridades que no hacen todo lo suficiente para atajar el contrabando de animales. De hecho, los expertos ya reconocen que es necesario cerrar los mercados de animales salvajes en estos países, fortalecer los esfuerzos para combatir el tráfico ilegal de animales y, por último, trabajar para cambiar los comportamientos alimenticio de las culturas orientales.

Contrabando de animales, un fraude rentable

Entre 2002 y 2003, otro virus asoló el sur de China. El conocido como SARS (síndrome respiratorio agudo y severo) provocó la muerte de casi 800 personas en una treintena de países. En aquella ocasión, el virus procedía de murciélagos y mutó en las civetas que se vendieron en el mercado de Cantón (Guangdong). En aquel momento, las autoridades prometieron poner coto al comercio de animales salvajes y muchos de ellos fueron retirados de mercados y restaurantes en las principales ciudades. Pero el suceso de Wuhan ha vuelto a demostrar que esos controles y la determinación por eliminar ese contrabando de animales exóticos se ha disuelto como un azucarillo. La prohibición fue una medida temporal y las mafias siguen campando a sus anchas.

Y varios factores inciden en esa relajación. El primero, que es un comercio rentable controlado por mafias que cada año comercializan, de forma ilegal, contra animales y plantas. Es un mercado ilícito donde se mueven cifras cercanas a los 20 000 millones de euros. Estamos ante un crimen de dimensiones internacionales, pero se encuentra menos perseguido y cuenta con penas nimias y sanciones benévolas, en relación con el daño que provocan al poner en peligro la supervivencia de miles de animales en muchos países.

Además, la legislación para proteger a estos animales es un poco laxa. Además de evitar su caza y comercialización, se deberían destinar más medidas para reforzar las leyes habilitadas para regular el consumo de animales salvajes. Una de las medidas estrella sería la potenciación de normas de control biosanitario en los mercados, con el objetivo de reducir el riesgo de desarrollo de nuevas mutaciones de virus.

Por último, otra pauta para reducir la demanda sería trabajar en el componente cultural al que no se le debe quitar la importancia que tiene en la zona geográfica que nos movemos. En China, los animales exóticos tienen una elevada demanda por ser considerados manjares, así como por sus supuestas propiedades medicinales, curativas y afrodisíacas. Incluso, sirven como trofeos para exhibir una posición social elevada.

Por eso, comenzar con una campaña de educación y concienciación sobre los peligros de ese consumo es vital para un futuro. El objetivo sería concienciar y convencer del riesgo de determinadas prácticas alimenticias tan profundamente arraigadas en China y otros países de alrededor. Y es que las medidas de prohibición y regulación no son siempre bien entendidas en determinadas zonas del planeta.

Trazabilidad, investigación y colaboración

Desde hace unos años, las autoridades mundiales vienen trabajando en tratar de perseguir y paliar la delicada cuestión referida al tráfico ilegal de especies. De hecho, la Unión Europea viene trabajando en crear una asociación estratégica con China para actuar eficazmente en dicha lucha. En primer lugar, para mejorar los sistemas de etiquetado y trazabilidad eficaces y operativos, como garantía de legalidad y sostenibilidad en dicho comercio. También pretende la UE que participe todo el sector privado relacionado con esta situación -empresas tecnológicas, compañías de transporte y mensajería o redes de distribución- para llegar a encontrar nuevos enfoques colaborativos para seguir cercando el tráfico ilegal. Por último, sugiere que entidades como la Organización Mundial del Comercio y la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazas encuentren puntos de cooperación entre las autoridades competentes en materia de aduanas y comercio, en particular en los países en vías de desarrollo.

Paralelamente, los gobiernos nacionales también están implicados en esta lucha sin cuartel. En nuestro país, el Ministerio para la Transición Ecológica, apostó por un concurso –Zoohackathon– donde se presentarán propuestas para combatir el tráfico ilegal. Las dos ideas premiadas fueron un sistema informático para evitar que los traficantes simulen que su mercancía es legal y una plataforma que automatiza las búsquedas de anuncios de compra y venta ilegal de especies en redes sociales.

Según Eric Toner, científico de la Universidad Johns Hopkins, “estamos ante una era de epidemias debido a la globalización y a la invasión de los entornos salvajes”. Para Christian Walzer, director ejecutivo del programa de salud de la WCS, “los gobiernos deben reconocer las amenazas mundiales a la salud pública de las enfermedades zoonóticas. Es hora de cerrar los mercados de animales vivos, fortalecer la lucha para combatir el tráfico de animales salvajes y cambiar los comportamientos peligrosos de consumo de estos animales”. Lo dicen los expertos y científicos. No queda otra opción que trabajar coordinados y con determinación pues la humanidad se puede estar enfrentando a un problema cruel y mortal.

CORONAVIRUS DE WUHAN Y TRÁFICO DE ANIMALES Reviewed by on . Wuhan destapa las miserias del tráfico ilegal de animales El tráfico ilegal de animales salvajes o exóticos mueve miles de millones de euros al año en todo el m Wuhan destapa las miserias del tráfico ilegal de animales El tráfico ilegal de animales salvajes o exóticos mueve miles de millones de euros al año en todo el m Rating: 0
scroll to top