viernes , 13 diciembre 2019

Home » Tabaco » TRACK&TRACE, ¿CÓMO APLICARLO?
TRACK&TRACE, ¿CÓMO APLICARLO?

TRACK&TRACE, ¿CÓMO APLICARLO?

diciembre 3, 2019 4:22 pm by: Categoría: Tabaco Deja un comentario A+ / A-

La alianza para el Convenio Marco edita un libro-guía sobre la aplicación de soluciones de seguimiento y localización

El Protocolo para el Convenio Marco sobre el Comercio Ilícito de los Productos del Tabaco (FCTC) contempla en su artículo 8 el establecimiento de un régimen mundial de seguimiento y localización de productos del tabaco centralizado en un centro mundial de intercambio de información en el que desemboque una red de centros nacionales. Cada una de las partes, de los países firmantes, ha de establecer su propio método, lo que podría desembocar en un maremágnum de sistemas que, de no cumplir con los requisitos mínimos, invalidaría el sistema central. Es por ello que la Alianza del Convenio Marco (FCA) ha editado una serie de recomendaciones y opciones destinadas a los gobiernos en forma de libro guía para explicar de modo sencillo un mecanismo de gran sofisticación y que tan solo hasta fechas recientes se ha venido aplicando a los productos del tabaco.

Además de cumplir con el Protocolo, las soluciones de seguimiento y localización permiten aumentar los ingresos de los gobiernos, especialmente si se combinan con impuestos especiales.

La primera premisa de la que parten las recomendaciones habla de la no injerencia de la industria del tabaco en la implementación de los sistemas de seguimiento y localización, lo que –y se hace una mención explícita- invalida el sistema Codentify. Tras esta, la Alianza establece seis elementos principales para el buen funcionamiento del sistema:

  • El modelo de gobierno
  • El identificador único
  • Las características de seguridad
  • La autenticación
  • La gestión de datos
  • Los eventos de la cadena de suministro

El modelo de gestión

Por lo general, el modelo de gestión se apoya en tres puntos clave: supervisión, control –basado en varias tecnologías- y validación.

Dada la trayectoria de la industria del tabaco, el modelo ideal es el de un gobierno sólido capaz bien de poseer bien de controlar el sistema a través de una relación contractual con el proveedor de soluciones –quien, por supuesto, ha de carecer de conflicto de interés alguno en la industria del tabaco-, con controles de seguridad y auditorías perfectamente implantados.

Este punto de la fórmula de gestión es quizá el aspecto más crítico de la implantación del sistema.

El identificador único (UID)

Este identificador es un código del estilo de un código alfanumérico o numérico o un número de serie que identifica al producto y que es exclusivo de este, aunque dicha exclusividad puede considerarse a nivel país o globalmente. La recomendación del libro guía es que dicho código no pueda identificar a dos productos distintos en dos sitios distintos, por lo que aboga por el código global.

No debe, además, ser secuencial para que no sea predecible, lo que invitaría a los comerciantes a generar dichos códigos. Estos deben ser generados por un algoritmo del tipo que ya se utilizan para otro tipo de productos. El código alfanumérico, el código de barras de una dimensión, la versión bidimensional (como los datamatrix o el QR, con mayor capacidad de recuperación de datos que los anteriores y solo legibles con un dispositivo), las etiquetas NFC y los RFID, legibles por un dispositivo usando las ondas de radio como medio de comunicación son métodos válidos.

Pero, ¿qué información deben contener dichos códigos? Para que los códigos resulten útiles desde la perspectiva de la trazabilidad, deben contener tanto los datos básicos referidos a fecha, lugar y tiempo relativos a la cadena de suministro como permitir la inclusión de datos adicionales especificados en el artículo 8.4.1. Algunos de estos datos pueden ser públicos y de fácil acceso, pero otros pueden ser tan solo accesible a través de un dispositivo de lectura especializado a personal autorizado.

La guía contempla también el aspecto de la agregación, según el cual los paquetes de tabaco se asocian a un contenedor más grande en el sistema. Así, si se escanea el  identificador de la caja principal, se obtendría una lista de todos los paquetes incluidos en esta, un proceso idéntico al del palé que contiene las cajas que aligera el proceso de control a nivel logístico y policial.

Una vez más, la industria del tabaco no debe tener la potestad de la creación de estos identificadores, sino que ha de estar en manos de terceros sin conexión alguna con esta.

Las características de seguridad

Estas características se refieren a las cualidades que disuaden de la duplicación o la manipulación de los identificadores únicos que completan el código y que permiten saber a los consumidores o las autoridades que se trata de un producto genuino que no ha sido manipulado. Por ello, las partes han de incluir estas medidas seguras como rutina, ya que los códigos no aseguran que sean lícitos.

Dentro de las características de seguridad pueden contemplarse dos tipos: las que son accesibles comercialmente y no están sujetas a los controles de la cadena de suministro y, por tanto, pueden ser adquiridos por cualquier persona,  y las que están desarrolladas por empresas especializadas que ejercen control sobre sus productos (tinta para papel moneda, pasaportes, etc.).

Por normal general, dado su bajo costo, los fabricantes de vienen decantando por medidas del primer tipo, las accesibles para cualquier comprador, que pueden integrar de modo sencillo en el embalaje del producto, pero que resultan altamente susceptibles de falsificación, por lo que no se recomiendan en el contexto del Protocolo del Convenio Marco para el Control del Tabaco.

Para el libro guía editado por la Alianza del Convenio Marco el tipo de características de seguridad escogidas deben ser las comercializadas por empresas especializadas independientes de la industria del tabaco y sometidas a un estricto control en todos los puntos de la cadena de suministro.

Las características de seguridad pueden ir desde las consideradas abiertas, verificables a simple vista, como los hologramas, las tintas que cambian de color, las marcas de agua, los hilos de seguridad o las imágenes latentes, hasta los marcadores forenses y las huellas digitales y, dado el nivel de sofisticación que el negocio de la falsificación ha adquirido, resulta idóneo utilizar lo que se conoce como “capas de seguridad”, una combinación de varios tipos de características que dificulten aún más su falsificación y no cerrar su acceso a distintos tipos de usuarios.

Para colocar estas funciones de seguridad, los expertos de la guía recomiendan colocar las marcas como parte de una etiqueta separada y no imprimir directamente sobre el paquete, lo que amplía las características utilizables. ¿La mejor solución? La etiqueta similar al timbre fiscal que no pueda quitarse y volverse a utilizar, que sea resistente a las manipulaciones y que ofrezcan pruebas del intento de manipulación.

La autenticación

La Alianza para el Convenio Marco se refiere a esta como la capacidad de verificar la autenticidad de un producto. Ha de tenerse en cuenta que cada tipo de usuario debe disponer de un nivel de autenticación distinto. Filtros, lupas, lámparas UV o equipos de laboratorio son solo algunas de las opciones que, en todo caso, nunca han de estar en manos de la industria.

La gestión de datos

El sistema escogido para la gestión de datos debe ser, además de seguro, capaz de gestionar un altísimo volumen de información y ha de estar disponible para los organismos reguladores y las fuerzas del  orden, además de para las partes cuando soliciten información para detectar o investigar el comercio ilícito, tal como permite EPCIS, un sistema neutral de aceptación general.

Esta gestión resulta un elemento crítico dentro de la trazabilidad del tabaco, por lo que tan solo los Estados firmantes y las instituciones implicadas en el control del comercio ilícito deberían tener acceso -no así la industria del tabaco- para evitar la manipulación de los datos.

Los eventos de la cadena de suministro

La guía se refiere a estos como los pasos que se suceden durante el movimiento de los productos a través de la cadena de suministro. Este requisito podría tener un alto impacto en los operadores de la cadena de suministro: más eventos de escaneado proporcionan mayor seguridad, pero, dado que la industria del tabaco ha de mantenerse ajena a dichos eventos, también una carga y un coste adicional para los organismos de control que ha de ser evaluada por los gobiernos.

Además, de estos puntos, la guía repasa medidas adicionales de seguridad distintas a las soluciones de seguimiento y trazabilidad como el uso de licencias de importación, el mantenimiento de registros, los controles en las zonas de libre comercio.

TRACK&TRACE, ¿CÓMO APLICARLO? Reviewed by on . La alianza para el Convenio Marco edita un libro-guía sobre la aplicación de soluciones de seguimiento y localización El Protocolo para el Convenio Marco sobre La alianza para el Convenio Marco edita un libro-guía sobre la aplicación de soluciones de seguimiento y localización El Protocolo para el Convenio Marco sobre Rating: 0
scroll to top