domingo , 22 septiembre 2019

Home » Varios » LAS CONSECUENCIAS DE LAS FALSIFICACIONES
LAS CONSECUENCIAS DE LAS FALSIFICACIONES

LAS CONSECUENCIAS DE LAS FALSIFICACIONES

agosto 16, 2019 11:42 am by: Categoría: Varios Deja un comentario A+ / A-

Desgranamos la Guía sobre las consecuencias de las falsificaciones editada por la Confederación de Consumidores y Usuarios

Ha llegado a nuestras manos un documento interesante, una Guía sobre las consecuencias de las falsificaciones editada por la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) que pretende poner en conocimiento de los consumidores los riesgos que supone la adquisición de productos falsificados, además del perjuicio económico para el pequeño comercio y la economía del país en general.

La Guía, disponible en el sitio web de la CECU, pone el acento en la capacidad del consumidor para elegir y abre sus páginas con una definición de falsificación que, por desconocimiento, en absoluto resulta prescindible. “Una falsificación es la reproducción idéntica o similar de la marca y de los aspectos externos de un producto, sin la autorización de su legítimo titular, que tiene un derecho exclusivo de uso”, especifica.

La Guía explica con acierto cómo se ha pasado detectar las primeras falsificaciones de productos de lujo hasta extenderse en nuestros días incluso a las de repuestos de coche y aviones. En cuanto al origen de las mismas, se apunta a China como principal productor mundial de falsificaciones, al liderar nueve de los diez productos más falsificados. Tras ella, India, que encabeza la producción de medicamentos falsificados.

El mercado de las falsificaciones es un mercado especializado, de ahí que los países productores se hayan centrado principalmente en la fabricación de ciertos productos. Si Turquía exporta prendas de vestir falsificadas, Hong Kong hace lo propio con teléfonos y accesorios para estos, tarjetas de memoria y material informático. De Malasia llegan productos de tocador falsos, así como de Benín productos alimenticios.

Unos y otros llegan al mercado europeo mayoritariamente por mar, a través de cuatro puntos principales: Ucrania, Albania, Egipto y Marruecos.

Aunque tradicionalmente la venta de productos falsificados se ha realizado en la calle y en algunos establecimientos comerciales, la facilidad con la que los productos falsificados se venden y se compran por Internet resulta alarmante –así el volumen de los mismos. Tiendas alojadas en servidores fuera de la Unión Europa y paquetes postales que dicen contener regalos –en vez de productos de ecommerce– dificultan la labor de control de aduanas.  En cierto tipo de portales de venta online no solo resulta fácil que el producto llegue a casa del consumidor evadiendo el pago de impuestos aduaneros, sino que no existen garantías de que llegue, de que se reciba lo esperado o incluso de que los datos personales y de facturación no caigan en manos indeseadas.

Como consejo, la CECU apunta que los consumidores, en caso de adquirir involuntariamente un producto falsificado a través de una plataforma de Internet, deberían informar a la misma y exigir la vigilancia de los contenidos, dado que el comercio de falsificaciones existe porque los consumidores compran dichos productos.

Pero, ¿quién es el comprador de productos falsificados? El perfil trazado por la Confederación es el de una persona joven de entre 18 a 29 años que vive en una localidad de más de 500.000 habitantes y no muy concienciado sobre las consecuencias de las falsificaciones. El reclamo, lejos de complicación alguna, es el precio. Este joven español es, detrás del mercado italiano, el principal dentro del territorio europeo.

Las consecuencias no son baladíes. En la Unión Europea se estiman en 50 mil los puestos de trabajo perdidos en el sector textil, cerca de 10 mil en el cosmético, más de 6000 en el juguetero y más de 1500 en el de la joyería y la relojería. En cuanto a los puestos de trabajo perdidos, la Oficina Europea de la Propiedad Intelectual estima en 790 mil los puestos de trabajo directos perdidos por las falsificaciones y en más de medio millón los indirectos.

Ausencia de seguridad, explotación, esclavitud, consecuencias medioambientales, pérdida de ingresos públicos, fomento de actividades criminales y blanqueo de capitales son algunas de las consecuencias del comercio de falsificaciones que la Guía aborda, además de la renuncia voluntaria de derechos por parte del consumidor.

LAS CONSECUENCIAS DE LAS FALSIFICACIONES Reviewed by on . Desgranamos la Guía sobre las consecuencias de las falsificaciones editada por la Confederación de Consumidores y Usuarios Ha llegado a nuestras manos un docume Desgranamos la Guía sobre las consecuencias de las falsificaciones editada por la Confederación de Consumidores y Usuarios Ha llegado a nuestras manos un docume Rating: 0
scroll to top