martes , 15 octubre 2019

Home » Opinión » LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE ALIMENTARIO EN EUROPA
LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE ALIMENTARIO EN EUROPA

LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE ALIMENTARIO EN EUROPA

febrero 23, 2016 6:22 pm by: Categoría: Opinión, Varios Comentarios desactivados en LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE ALIMENTARIO EN EUROPA A+ / A-

No todos los fraudes son cometidos por mafias o crimen organizado. A veces las propias empresas en las que confiamos traicionan esa confianza y adulteran los productos que consumimos o damos a consumir a nuestros hijos: sustitución no declarada de carne de caballo en productos de carne de vacuno, la adición de melamina a la leche y fórmulas infantiles y la adulteración de chile en polvo con sudán rojo, son algunos de los fraudes que se cometen cada día en la industria alimentaria con el fin de abaratar costes y con peligros para nuestra salud. En el famoso caso de las hamburguesas de vacuno que contenían carne de caballo, para obtener un mayor margen económico, se descubrió que algunos de esos caballos habían sido medicados con medicinas no aptas para usar en carnes para el consumo humano, con un evidente riesgo para el consumidor provocado por la avaricia de algunas empresas. La Unión Europea está tomando cartas en el asunto: etiquetados de origen, donde se controle desde la producción de dónde viene el producto y su composición, y pruebas aleatorias en los productos, para detectar cualquier infracción, son algunas de las medidas puestas sobre la mesa en Europa. Las autoridades no deben permitir que algunas empresas se lucren a costa de nuestra salud y la de nuestros hijos.

FEBRERO, 2016, EUFIC.ORG

A pesar de la integridad de la mayor parte de la industria alimentaria y su compromiso con la protección y la confianza del consumidor, en los últimos tiempos se está prestando más atención a la cuestión del fraude alimentario. Aunque la legislación alimentaria de la UE es muy detallada con respecto a la seguridad alimentaria (incluidos controles y pruebas en áreas como los residuos y otros contaminantes de los alimentos y piensos), no existe un marco específico que aborde el fraude alimentario, a excepción de la condición general de que no se debe engañar a los consumidores. Para tratar esta cuestión, se están identificando medidas efectivas para fortalecer todavía más las normas y los controles europeos. Varios de ellos se reflejan en el Plan de Acción de la UE para hacer frente al fraude alimentario.

El fraude alimentario se comete cuando se comercializan alimentos deliberadamente con la intención de obtener ganancias económicas mediante el engaño del consumidor. Algunos ejemplos recientes incluyen la sustitución no declarada de carne de caballo en productos de carne de vacuno, la adición de melamina a la leche y fórmulas infantiles y la adulteración de chile en polvo con Sudán rojo. Hasta la fecha, la legislación europea no incluye una definición clara de “fraude alimentario”.

En toda Europa, autoridades reguladoras nacionales realizan programas de seguimiento y vigilancia rutinarios para controlar los alimentos que se encuentran en el mercado y garantizar que cumplen los requisitos de la legislación alimentaria y que su consumo es seguro.

El 15 de enero de 2013, la Food Safety Authority of Ireland (FSAI) hizo públicos los resultados de un estudio sobre la autenticidad de diversos productos cárnicos, en los que se reflejaba la presencia de ADN de caballo en hamburguesas de carne de vacuno congeladas que se venden en varios supermercados irlandeses. De las 27 hamburguesas de carne de vacuno congeladas que se analizaron, el 37% dio positivo en cuanto a ADN de caballo. Una de las hamburguesas de carne de vacuno analizadas contenía un 29% de carne de caballo. Estas hamburguesas estaban etiquetadas como si fuesen de carne de vacuno, y no de caballo.

La FSAI descubrió lo que finalmente resultó ser un problema paneuropeo de productos de vacuno adulterados en muchos de los Estados Miembros. Estos hallazgos dieron lugar a extensas investigaciones que condujeron a la retirada de millones de hamburguesas y comidas preparadas de supermercados de toda Europa.

Medidas contra el fraude
La UE ya cuenta con amplios controles y legislación para gobernar la trazabilidad y el etiquetado de los alimentos. Sin embargo, el incidente de la carne de caballo reveló prácticas fraudulentas y la necesidad de reforzar los controles. La Comisión Europea (CE) propuso un plan de acción para abordar las deficiencias identificadas en la cadena de suministro de alimentos de Europa. Este plan de acción tiene como objetivo restaurar la confianza de los consumidores y los socios comerciales mediante el fortalecimiento de varios controles para luchar contra las prácticas fraudulentas. Este plan de acción se utilizó como base para una Propuesta de Resolución del Parlamento Europeo sobre crisis alimentaria, fraude en la cadena alimentaria y control correspondiente (2013/2091(INI)). El plan de acción de la CE consiste en una serie de acciones que se centran en las siguientes cinco áreas (algunas de estas acciones ya han sido implementadas, mientras que otras se aplicarán en 2014);

1. Fraude alimentario
El objetivo es reforzar la capacidad de la CE para abordar el fraude alimentario y, por tanto, proteger los intereses de los consumidores. Después de descubrir que algunos alimentos procesados etiquetados como 100% carne de vacuno contenían realmente carne de caballo, las autoridades de seguridad alimentaria de toda Europa pudieron intercambiar rápidamente información a través de una base de datos existente llamada RASFF (Rapid Alert System for Food and Feed). Como resultado, se consiguió localizar y retirar rápidamente del mercado los productos fraudulentos. La CE prevé ampliar el ámbito del RASFF para ayudar a combatir el fraude alimentario mediante la creación de una herramienta de TI especial, que facilitará el intercambio rápido y transfronterizo de información sobre violaciones intencionadas de las reglas de la cadena alimentaria.

2. Programa de pruebas
i) Pruebas de ADN de los productos:
En toda la UE se llevó a cabo un programa de pruebas coordinado para detectar ADN de caballo. Las pruebas se realizaron sobre alimentos destinados al consumidor final y que se habían comercializado como vacuno. Las autoridades competentes y empresas del sector alimentario (productores, procesadores y distribuidores) realizaron miles de pruebas de ADN en 27 países de la UE. Menos del 5% de estas pruebas reveló trazas positivas de ADN de carne de caballo.

ii) Pruebas de residuos de fenilbutazona:
También se realizaron pruebas para detectar fenilbutazona en carne equina. La fenilbutazona es un fármaco antiinflamatorio que se utiliza como analgésico en la medicina veterinaria. Su uso no está autorizado en animales destinados al consumo alimentario en la UE. Los resultados revelaron que aproximadamente el 0,5% de las carnes equinas sometidas a prueba estaban contaminadas con fenilbutazona.

En general, la Comisión Europea concluyó que “Las muestras positivas que se encuentran en relación con el ADN de carne de caballo combinado con los niveles muy bajos de fenilbutazona representan una pequeña parte de la producción total en la UE”. Por otra parte, un comunicado conjunto publicado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) el 15 de abril de 2013 concluía que los riesgos asociados con la fenilbutazona “no deben preocupar a los consumidores”.

3. Pasaporte para caballos
La expedición de pasaportes para caballos y la supervisión y regulación general de los caballos en Europa pasaron a primer plano como resultado del fraude de la carne de caballo. Actualmente, numerosos organismos pueden emitir pasaportes para caballos en cada Estado Miembro; sin embargo, ahora la CE ha propuesto transferir la expedición de pasaportes en su totalidad a la autoridad competente dentro de cada Estado Miembro para reducir el número de organismos emisores de pasaportes. Asimismo, será obligatorio registrar los pasaportes de los caballos en una base de datos nacional central. El objetivo es que esta base de datos se utilice en los mataderos para verificar la autenticidad del pasaporte de cada caballo y dejar constancia de su fecha de sacrificio. Para ello, ya se han propuesto cambios legislativos.

4. Etiquetado de origen
La CE tiene previsto introducir reglas de etiquetado más efectivas. Un mejor etiquetado permite a los consumidores hacer elecciones de compra informadas. Las propuestas incluyen una ampliación de las normas de etiquetado en origen obligatorias (la Comisión Europea todavía no ha definido los requisitos exactos; no obstante, en el caso de algunas carnes, la etiqueta podría incluir la indicación del lugar de cría y el lugar de sacrificio).

5. Controles, implementaciones y sanciones oficiales
La CE ha propuesto que, en los casos en que se apliquen sanciones pecuniarias en relación con el fraude alimentario, estas deberán ser superiores a la ganancia económica prevista con el fraude. También se ha propuesto que los Estados Miembros lleven a cabo controles sorpresa oficiales obligatorios (incluidas inspecciones y pruebas) dirigidos a combatir el fraude alimentario.

Conclusión
El incidente de la carne de caballo ha sido una lección importante para las empresas alimentarias y reguladores de toda Europa. Ha demostrado la importancia de aplicar los controles adecuados y medidas disuasorias. Los controles oficiales coordinados, el aumento de pruebas aleatorias y sanciones financieras más duras resultantes de la implementación del plan de acción de cinco puntos deberían beneficiar a los consumidores, al poner trabas y disuadir lo suficiente a aquellos que tratan deliberadamente de engañar y cometer fraudes en la cadena alimentaria.

LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE ALIMENTARIO EN EUROPA Reviewed by on . No todos los fraudes son cometidos por mafias o crimen organizado. A veces las propias empresas en las que confiamos traicionan esa confianza y adulteran los pr No todos los fraudes son cometidos por mafias o crimen organizado. A veces las propias empresas en las que confiamos traicionan esa confianza y adulteran los pr Rating: 0
scroll to top